Advertising

Puta latina follando xxx

Thankyou for your vote!
58%
Rates : 68
6 años ago 21691  Views
Categories:

Perra tatuada me regala una increíble follada para recordar

Puta latina follando xxx - Uno de mis mayores gustos siempre ha sido poder coger con una zorra que tenga tatuajes, pues me parece muy fantasioso ver la piel hermosa de una mujer llena de tinta y figuras increíbles, sin embargo ese sueño pudo hacerse realidad al menos una vez en mi vida, había conocido a una hermosa morocha que estaba tatuada, deseaba constantemente follármela, de hecho siempre que me masturbaba no podía dejar de pensar en ella pues me parecía una golfa de tetas deliciosas, sin embargo sentía que no tenía gran oportunidad con ella.

   

Una vez nos encontramos en una fiesta, y yo decidí hablarle durante la noche, me sorprendió ver que la hermosa zorra empezó a disfrutar de nuestra conversación, hablamos de muchos cosas pero de repente esta comenzó a hablar de cuanto le gustaba el sexo, al inicio me pareció algo extraño, sin embargo entendí que deseaba que le clavaran el pene y la hicieran disfrutar de una noche entretenida.

 

Seguimos hablando acerca de nuestros gustos sexuales y repente esta mamasijaya comenzó a seducirme mientras me tocaba y me acariciaba, de pronto empezamos a besarnos apasionadamente y a tocarnos, me detuvo un momento para decirme que subiéramos a una habitación, al fin cumpliría mi sueño de poder follarme a una zorra tatuada.

 

La increíble sensación de follarme a esta perra tatuada "Puta latina follando xxx":

 

Estaba muy emocionado pues al fin lograría cumplir una de mis fantasías más recurrentes en literotica, y de paso con una hermosa golfa de tetas enormes y tatuadas, esta perra estaba increíblemente decidida, empezó a desvestirse y a enseñarme su escultural cuerpo de perra llena de tatuajes, luego de eso tomo mi pene y empezó a comérselo entero, dejándolo bien estimulado estaba lista para que se la enterrara en su hermosa vagina tatuada y jugosa.

 

Al inicio se subió en mi polla y empezó a cabalgarla como toda una experimentada, gimiendo y gritando de placer como las chicas de aymaduras, me estimule de gran manera por eso la puse en cuatro y le taladre su deliciosa vagina húmeda. Para terminar, esta increíble perra comenzó a comerse de nuevo mi pene, hasta que no puede soportarlo y me corrí en su boca y en su culo.

Already have an account? Log In


Forgot Password


Log In